domingo, septiembre 01, 2013

Proyectos en marcha para la recuperación del patrimonio bélico de la guerra civil.

Hace un año publicábamos noticias sobre la visita realizada a las defensas de Riba-roja de Turia en la zona de los Carasoles y al refugio del Colegio Público. De nuevo, la oficina de turismo repite este año la visita adelantándola a septiembre. Un síntoma de que el tema del patrimonio, de cualquier tipo de patrimonio, interesa y es seguido por el público que puede reconocer su historia desde el pasado más lejano a las historias más recientes, incluida la guerra civil. Esta fue una realidad que sucedió en nuestro territorio y que no podemos obviar, conforme pasa el tiempo y aparece la distancia, nuestra guerra civil ( la última) adquiere cada vez más un significado propio, necesario de analizar y estudiar para evitar que algunas personas desinformadas o mal intencionadas puedan cambiar la realidad de lo sucedido, que fue compleja, pero cierta y utilizarla como escudo o lanzadera política.
Hemos celebrado el año del 75 aniversario de la Batalla de Levante, que ha tenido un recorrido por varios escenarios de la batalla y de la retaguardia y que ha contado con una notable asistencia de público, como colofón las jornadas de patrimonio de Andilla realizadas este mismo fin de semana.
Diversos pueblos y ayuntamientos, asociaciones culturales y académicas, siguen trabajando por este patrimonio desde distintas perspectivas y enfoques, sobre los que deberemos poner atención para que no se produzcan también un desarrollo con criterio y no una simple utilización que, a caballo de la moda, acabe siendo elemento de propaganda sin contenido, sin un interés real por la protección y puesta en valor por parte de quien tiene competencia para ello.
Hay que seguir pidiendo que se realicen visitas, pero que se proteja el patrimonio, este patrimonio, con la inclusión en los inventarios de bienes locales. Lo demás es pan para hoy y hambre para mañana.

Nidos de ametralladoras en Nogueruelas (Teruel), verano de 2013 : fotos de Pilar Ferrer.

 

No hay comentarios: