martes, junio 01, 2010

El Ayuntamiento de San Antonio de Benagéber pone en peligro la continuidad de la Línea Puig-Carasoles.

Uno de los lugares  emblemáticos de la Línea de defensa más cercana a Valencia, la conocida como Línea Puig-Carasoles o Defensa Inmediata de Valencia, se encuentra en la zona de la Vallesa.
Tanto el mando republicano como los trabajadores de las Brigadas de Obras y Fortificaciones que estuvieron en ella  denominaron la zona como la Cañada o  La Vallesa. El enclave abarcaba desde san Antonio de Benageber hasta el río Turia a la altura de València la Vella. En ese entorno boscoso se situaban diversas posiciones defensivas que forman un conjunto relativamente bien conservado y en el que existen muestras muy interesantes de lo que fue la guerra de trincheras.
Siempre hemos dicho la importancia de conservar el conjunto como patrimonio histórico y cultural para las generaciones futuras. En ese conjunto se inscriben las defensas de San Antonio de Benagéber, sobre una colina que domina el conjunto de la línea y se apoya en el Barranco Hondo como obstáculo natural.
Pues bien el Ayuntamiento de San Antonio que anunció hace unos meses que catalogaría las trincheras de su término ahora, sin tener conocimiento público de que lo haya hecho, ha tirado por la via de enmedio y ha decidido dar los permisos para urbanizar la zona.
No entendemos que un Ayuntamiento que se había comprometido en respetar este patrimonio ahora se lanza a acometer pasos que pueden ponerlo en peligro. Porque no basta con decir que se respetarán las trincheras, hay que establecer unas condiciones precisas y que esten en consonancia con la opinión de los expertos y de los vecinos, unas medidas que tengan en cuenta el futuro y que tiendan a conservar ese patrimonio de todo los ciudadanos dentro del conjunto al que pertenecen. Eso es irrenunciable.
El Ayuntamiento de San Antonio se mete en un camino peligroso si acomete y da los permisos para este proyecto urbanizador sin establecer el estudio y catalogación de los restos previo a la protección, sin consultar siquiera con la D G de Patrimonio, sin consultar con entidades como la Coordinadora de los Bosques de las riberas del Turia.
No anda tan sobrado San Antonio como para dilapidar el patrimonio  que posee. Debe saber que entre sus votantes y vecinos hay personas que son sensibles a este tipo de actitudes. Debe saber también que otros ayuntamientos de su mismo signo político han reservado como Bienes de Relevancia Local este tipo de inmuebles y lo han puesto en valor en algunos casos, ahí están los ejemplos cercanos de Paterna, Bétera, Vilamarxant o Náquera.
En la fotografía se aprecia un la estructura de un búnker cortado en sección cuando el mismo Ayuntamiento realizó la apertura de una calle que se sitúa en el mismo espacio que hoy es tema de conflicto. Todavía se puede apreciar con claridad los materiales con los que fue construido, hormigón armado,  la cimentación, la caja de combate, la banqueta para la máquina, la hornacina para la munición, el pasillo de acceso, etc. Elementos que no son apreciados desde luego si se vive en la ignorancia de lo que se tiene.
Hace dos años acompañamos incluso al concejal Felipe del Baño a realizar una visita "in situ", le mostramos el lugar y le explicamos con todo lujo de detalles el valor del enclave y sus posibilidades. Estamos abiertos a colaborar en una propuesta que respete y encuadre en el conjunto el proyecto. ¿Estamos a tiempo?

No hay comentarios: