sábado, marzo 08, 2014

Ríos Paulejas y Linares.

Una de las zonas más fortificadas y bien defendidas de lo que se llamó Defensa de Mora es el enclave situado entre los ríos Paulejas  y Linares. Constituyó, junto con otros puntos de apoyo, uno de los elementos defensivos más fortificados. El llano de Nogueruelas y sus alturas, suponía uno de las atalayas defensivas más importantes de la línea de Levante a su paso al sur de Teruel y antes de enlazar con la (s) líneas del mismo nombre.
Ese enclava entre dos ríos es uno de los lugares paisajísticamente más interesante de la zona. Los dos pueblos : Linares y Nogueruelas se hayan unidos por una pista forestal y, actualmente, por un pequeño recorrido que pasa por la conocida Fuente del Tajo. Desde el punto de vista turístico, tiene un importante valor, al que se podría añadir el histórico, relacionado con el desarrollo de la guerra civil. La impresionante orografía que han creado los dos ríos a su paso entre Linares y Nogueruelas, permitió una defensa muy activa del territorio. Un terreno insalvable para el enemigo, que atasco la ofensiva franquista sobre Valencia durante muchas semanas.
Los restos de las fortificaciones, y la multitud de elementos entre trincheras, casetas de soldados y abrigos, refugios, puestos de mando, distintas líneas superpuestas y entrelazadas, parapetos, etc, forman parte de esta defensa cerradas que se estableció sobre las cumbres de la Ermita del Loreto.
Si las autoridades municipales tuvieran el acierto de preservar y poner en valor la abundancia de estos restos, nos encontraríamos ante uno de los lugares visitables más destacados de lo que fue la Defensa de Valencia.
En las fotografías mostramos algunos de los restos materiales que se encuentran junto a viejas masías hoy semiabandonadas.


No hay comentarios: